Los dramas rurales de Lorca

Primer plano de Federico García Lorca

Escrito por Marisa Martínez Pérsico

BODAS DE SANGRE

Uno de los clásicos ineludibles de Federico García Lorca, estrenado en el año 1933, es la tragedia Bodas de sangre. Se sabe que su argumento está inspirado en hechos reales: una novia es raptada por su viejo amante el día de su casamiento y el fallido marido se venga asesinándolos.

La estructura coral de esta obra es un homenaje a la tragedia griega, cuyos cantos solemnes eran empleados como comentaristas de la acción dramática. De la misma manera, Lorca introduce el coro de leñadores.

El escritor granadino consideró Bodas de sangre como parte de una trilogía que lamentablemente no llegó a completar, dada su prematura muerte a manos de milicias fraquistas. Sólo sabemos que tal trilogía sería culminada con La destrucción de Sodoma, de la que nada sabemos.

YERMA

Bodas de sangre y Yerma –publicada un año más tarde, en 1934– son dos tragedias rurales que unifican realismo, universo poético y mitos. Yerma, como sugiere su nombre, desarrolla el tópico de la “casada estéril” que sufre por la imposibilidad de tener hijos y no se resigna a seguir sobrellevando esta contrariedad. Por eso, apela al encantamiento de una bruja (conjuradora) llevando a su esposo a una ermita para participar de un ritual que cree favorecerá la fertilidad. Como esta alternativa no prospera, termina matando al esposo.

Nuevamente aparecen coros en esta historia, repartidos entre las lavanderas y las vecinas, que hablan acerca de los sentimientos de la protagonista y comentan la ceremonia efectuada en la romería.

LA CASA DE BERNARDA ALBA

Pocos días antes de morir –en el año 1936– Lorca coloca el punto final a su obra cumbre, La casa de Bernarda Alba. La califica como un "drama de mujeres en los pueblos de España" en el que exhibe la cruda dominación que una madre impone a sus hijas durante el duelo por el padre muerto.

El conflicto se desata cuando las hijas se enamoran del pretendiente de la hija mayor, y la menos se atreve a mantener una relación sexual con el mismo. Apenas Bernarda conoce la violación de las reglas morales y maternas, endurece su tiranía doméstica y simula haber asesinado al pretendiente por sus propias manos. La hija pequeña reacciona ahorcándose y, desde entonces, el resto de las hermanas transcurrirán su existencia como si estuvieran “muertas en vida”.

En La casa de Bernarda Alba, Bernarda adopta el papel de “coro trágico” de manera semejante a Penteo en Las Bacantes de Eurípides cuando intenta devolver el orden a la ciudad de Tebas. Sin embargo, cabe destacar que en esta tragedia Lorca evitó la utilización de un coro a la manera griega, recurso que sí había empleado en dramas anteriores.

 

<< ARTÍCULO ANTERIOR

ARTÍCULO SIGUIENTE >>

 
  La teoría del duende  

Otros artículos de Federico García Lorca

 

Esbozos sobre su vida
Cronología explicativa del teatro lorquiano
Influencias en la literatura de García Lorca
El polémico teatro irrepresentable de Lorca
La poesía lorquiana
Lorca y la política

La teoría del duende
Los dramas rurales de Lorca
Romancero gitano
Poeta en Nueva York
Llanto por Ignacio Sánchez Mejías
Diván del Tamarit

   

Referencias:

Artículos y datos sobre el Autor
Selección literaria del Autor