Borges y la década del ´40

Jorge Luis Borges en las afueras de
Buenos Aires

Escrito por Marisa E. Martínez Pérsico

DESAGRAVIO AL AUTOR

En 1942, junto a Adolfito, escribe las historias policíacas intituladas Seis problemas para don Isidoro Parodi empleando el sobrenombre Bustos Domecq. El alias combina el apellido de uno de los bisabuelos de Borges y el del bisabuelo de Bioy.

Su libro de cuentos El jardín de senderos que se bifurcan es ignorado por la Comisión Nacional de Cultura en su entrega de premios del año. Por este motivo, el la 94ª edición de la revista Sur divulga un  “Desagravio a Borges” redactado y firmado por una gran cantidad de críticos literarios, escritores y artistas que reaccionan ante tal injusticia.

El único miembro del jurado que había votado a favor del escritor fue Eduardo Mallea, para quien “la circunstancia de que algunos argentinos nieguen a este escritor no es una anulación de Borges: es una anulación de algunos argentinos ante Borges. Típico de nuestro nacional menoscabo es no reconocer nunca lo de veras eminente”.

LA FILOSOFÍA IDEALISTA EN LOS CUENTOS DE BORGES

Un año después, en 1943, Borges compila una edición de sus Poemas (1922-1943), que reúne las antologías anteriores y unas nuevas composiciones. Su prestigioso “Poema conjetural” sale a la luz.

Sigue escribiendo junto a Bioy, esta vez publican una selección de narrativa bajo el título Los mejores cuentos policiales. Y, además, emprenden un nuevo proyecto juntos: la coordinación de El séptimo circulo, una colección de novelas policíacas del sello Emecé Editores.

Una nueva época en la literatura borgiana sobreviene con la publicación, en 1944, de un libro capital: Ficciones. Esta antología de cuentos incluye los textos de El jardín de senderos que se bifurcan y otras narraciones ulteriores que habían sido reunidas con el título Artificios. Ernesto Sábato fue uno de los comentaristas de Ficciones, en las páginas Sur. Y dijo lo siguiente:

“La Escuela de Viena asegura que la metafísica es una rama de la literatura fantástica. Esta afirmación pone de mal humor a los metafísicos y de excelente ánimo a Borges: los juegos metafísicos abundan en su libro. En rigor, creo que todo lo ve Borges bajo una especie metafísica: ha hecho la antología del truco y la teología del crimen orillero; las hipóstasis de su Realidad suelen ser una Biblioteca, un Laberinto, una Lotería, un Sueño, una Novela Policial”.

Las particularidades de la literatura metafísico-fantástica que acompañaron a Borges durante toda su vida nacieron con Ficciones. A su narrativa derivó los intereses literarios que había desarrollado previamente en sus ensayos.

Los postulados idealistas, por ejemplo, le otorgan una base teórica para la creación literaria en su cuento Las ruinas circulares. Así lo explica Jorge Luis Borges: “Pensé sobre todo en las posibilidades literarias de la filosofía idealista (...) Eso no significa forzosamente que yo crea en la filosofía de Berkeley o se Schopenhauer, por el hecho de que haya utilizado sus posibilidades literarias, ni que las practique, ni que les haya dado mi fe, mi convicción”.

SIGUEN LAS COLABORACIONES

Esta vez, junto a Silvina Bulrich, edita en 1945 la antología El compadrito. Su destino, sus barrios, su música. Y la SADE (Sociedad Argentina de Escritores) lo premia con el Gran Premio de Honor, por la escritura de su querido Ficciones. Borges gratifica el galardón de la siguiente manera:

“Me alegra que la obra destacada por la SADE sea una obra fantástica. Hay quienes juzgan que la literatura fantástica es un género lateral; sé que es el más antiguo, sé que bajo cualquier latitud, la cosmogonía y la mitología son anteriores a la novela de costumbres”.

Antes de concluir la década publica El Aleph, dedicado a Estela Canto. El título alude al aleph, primera letra del alfabeto hebreo, que aparece en el cuento homónimo simbolizando una puerta abierta a lo imposible.¨

 

<< ARTÍCULO ANTERIOR

ARTÍCULO SIGUIENTE >>

 
  La juventud del autor  

Otros artículos de Jorge Luis Borges

 

Los primeros años de Borges
La juventud del autor
Borges y la década del '40
Los 50 y la irrupción de la ceguera
Borges, la política y una nueva década
Madurez intelectual
Borges, el amor y Perón
Borges el hacedor de milongas
Jorge Luis Borges, inspector de aves
Una vida de premios
Juglares electrónicos
Monografía Jorge Luis Borges - Leopoldo Lugones
Selección poética
La casa de Asterión
La escritura del Dios
Los teólogos y el inmortal
Poema conjetural
La muerte y la brújula
   

Referencias:

Artículos y datos sobre el Autor
Selección literaria del Autor