Los 50 y la irrupción de la ceguera

Jorge Luis Borges bibliotecario a los 52 años

Escrito por Marisa E. Martínez Pérsico

TIEMPO DE COLABORACIONES

Comenzaba la década del ´50 con la elección de Borges como  presidente de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), puesto que ocuparía hasta el año 1953. Paralelamente, enseña literatura inglesa en la Asociación Argentina de Cultura Inglesa y en el Colegio Libre de Estudios Superiores.

Un año más tarde, en 1951, se publica La muerte y la brújula, antología de narrativa, y en México se edita Antiguas literaturas germánicas, redactada junto a Delia Ingenieros.

Continúan las colaboraciones con su colega literario y gran amigo: junto a Bioy Casares culmina la segunda selección de la serie Los mejores cuentos policiales. Para esta época, sus Ficciones son traducidas al francés, con prólogo de Néstor Ibarra (Fictions). Más tarde, en París verá la luz el libro Labyrinths, esta vez prologado por Roger Callois.

Promediando el año 1952 revisa El Aleph y arma una nueva edición con agregados: incluye los cuentos “La espera”, “Abanjacán el Bojarí, muerto en su laberinto”, “Los dos reyes y los dos laberintos” y “El hombre en el umbral”. Además, edita un nuevo libro de ensayos intitulado Otras inquisiciones. Éste es reseñado por Enrique Pezzoni en la revista Sur:

“Borges, que ha escrito textos cuyo rigor pudo estremecernos y que cifra el hecho estético en la inasible revelación de dos o tres visiones conmovidas. Borges, cuyas negaciones prolongan las más estrechas de la metafísica y que súbitamente permite que su yo se rebele. Claudicaciones aparentes: su designio es que por primera vez sintamos bien de cerca aquel asombro suyo, aquella radical emoción de su yo en el mundo, que su literatura ha superado sin cesar. Eso nos da el poder de intuir la magnitud de su mundo: un mundo tan seguro de su propia firmeza que nos deja palpar el barro elemental de que está hecho.”

Un año más tarde –en 1953– ve la luz el estudio crítico llamado Martín Fierro, esta vez escrito en colaboración con Margarita Guerrero. Y en 1955, junto a Adolfito publica los guiones cinematográficos El paraíso de los creyentes y Los orilleros, así como la antología Cuentos breves y extraordinarios y Poesía gauchesca. Junto a Luisa Mercedes Levinson prepara el volumen de cuentos La hermana Eloísa y con Betina Edelberg escribe un ensayo sobre su “padre” literario, con quien mantuvo una nutrida controversia y una relación de ambivalencia admiración-rechazo bastante popular: Leopoldo Lugones.

Luego de la caída de Juan Domingo Perón, ocurrida en septiembre de 1955, recibe el reconocimiento del nuevo gobierno, que lo nombra “Director de la Biblioteca Nacional”. Borges ocupará este puesto a lo largo de dieciocho años. También la Academia Argentina de Letras premia su trayectoria: es designado académico de número.

Jorge Luis Borges celebra entusiasta los nuevos aires de la política argentina:

“Durante años de oprobio y de bobería, los métodos de propaganda comercial y de la littérature pour concierges fueron aplicados al gobierno de la república. Hubo así dos historias: una, de índole criminal, hecha de cárceles, torturas, prostituciones, robos, muertes e incendios; otra, de carácter escénico, hecha de necedades y fábulas para consumo de patanes.”

Continúa sus labores docentes y sigue recibiendo galardones: a partir de 1956 se convierte en profesor de Literatura Inglesa en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, es recompensado con el Premio Nacional de Literatura y recibe el título Honoris Causa otorgado por la Universidad Nacional de Cuyo.

Una nueva edición de Ficciones se adueña del panorama literario, con el agregado de cuentos como “la secta del Fénix”, “El fin” y “El sur”. Estas dos últimas narraciones revelan el interés de Jorge Luis por la tradición gauchesca, rica en orilleros, facones y pulperías.

En esta época se cierne una nueva amenaza: se le prohíbe la lectura y la escritura para evitar el avance de su incipiente ceguera. Esta dolorosa experiencia se trasladará a su poesía. Su famoso “Poema de los dones” recoge el estoico desgarro que le provoca esta nueva realidad:

Nadie rebaje a lágrima o reproche
esta declaración de la maestría
de Dios, que con magnífica ironía
me dio a la vez los libros y la noche.

De esta ciudad de libros hizo dueños
a unos ojos sin luz, que sólo pueden
leer en las bibliotecas de los sueños
los insensatos párrafos que ceden

las albas a su afán. En vano el día
les prodiga sus libros infinitos,
arduos como los arduos manuscritos
que perecieron en Alejandría.

De hambre y de sed (narra una historia griega)
muere un rey entre fuentes y jardines;
yo fatigo sin rumbo los confines
de esta alta y honda biblioteca ciega.

Enciclopedias, atlas, el Oriente
y el Occidente, siglos, dinastías,
símbolos, cosmos y cosmogonías
brindan los muros, pero inútilmente.

Lento en mi sombra, la penumbra hueca
exploro con el báculo indeciso,
yo, que me figuraba el paraíso
bajo la especie de una biblioteca.

Algo, que ciertamente no se nombra
con la palabra azar, rige estas cosas;
otro ya recibió en otras borrosas
tardes los muchos libros y la sombra.

Al errar por las lentas galerías
suelo sentir con vago horror sagrado
¿cuál de los dos escribe este poema
de un yo plural y de una sola sombra?
¿Qué importa la palabra que me nombra
si es indiviso y uno el anatema?

Groussac o Borges, miro este querido
mundo que se deforma y que se apaga
en una pálida ceniza vaga
que se parece al sueño y al olvido.¨

 

<< ARTÍCULO ANTERIOR

ARTÍCULO SIGUIENTE >>

 
  Borges y la década del '40  

Otros artículos de Jorge Luis Borges

 

Los primeros años de Borges
La juventud del autor
Borges y la década del '40
Los 50 y la irrupción de la ceguera
Borges, la política y una nueva década
Madurez intelectual
Borges, el amor y Perón
Borges el hacedor de milongas
Jorge Luis Borges, inspector de aves
Una vida de premios
Juglares electrónicos
Monografía Jorge Luis Borges - Leopoldo Lugones
Selección poética
La casa de Asterión
La escritura del Dios
Los teólogos y el inmortal
Poema conjetural
La muerte y la brújula
   

Referencias:

Artículos y datos sobre el Autor
Selección literaria del Autor