Los primeros años de Borges

Jorge Luis Borges a los 3 años de edad

Escrito por Marisa E. Martínez Pérsico

Jorge Luis Borges nació el 24 de agosto de 1899 en Buenos Aires. Fue hijo de Jorge Guillermo Borges –un abogado y profesor de Psicología– y de Leonor Acevedo.

El escritor se jactaba de tener una estirpe célebre por su valentía o su escritura. Decía haber nacido en la calle Tucumán, en la misma manzana en que vivió el escritor Estanislao del Campo, quien era tío de su abuelo. Además, su bisabuelo materno había luchado en las milicias de Simón Bolívar durante la victoria en la Batalla de Junín. Por parte paterna, Francisco Borges había sido un valeroso coronel que en 1874 formaba parte de los escuadrones vencedores en la Conquista del Desierto.

La abuela de su padre, Frances Ann (Fanny) era inglesa de nacimiento, lo que explica su formación totalmente bilingüe y su afición por las letras anglosajonas. Sus influencias infantiles fueron decisivas para preparar el mapa de afinidades literarias y filosóficas del Borges adulto.

De pequeño, su niñez entre jardines, bibliotecas, los bosques de Palermo y las lecturas de Stevenson con sus bucaneros “poblaron sus mañanas y dieron agradable horror a sus noches”, como diría más tarde el escritor.

Cabe destacar que Borges no asistió a la escuela hasta cumplidos los nueve años. Su educación, hasta entonces, estuvo a cargo de una institutriz inglesa que lo alentó en su vocación literaria. Y su insistencia con los espejos –símbolo repetido en su narrativa– se remonta a la decoración mobiliaria de la casa en que transcurrió su primera infancia, que tenía espejos de varios cuerpos, al estilo Hamburgo.

Además, su fascinación zoológica –que luego derivó en imaginación literaria, como su obsesión por los tigres– se remonta a un dato biográfico no exento de cierta trivialidad: el niño Georgie vivía cerca del Jardín Zoológico de la Ciudad, que visitaba con frecuencia. Lentamente, esas imágenes de bisontes y tigres de Bengala se trasladaron a su ficción.

Cabe mencionar que sus temporadas de verano en quintas de Adrogué también inspiraron el escenario de muchos de sus cuentos, entre ellos, la quinta de Triste-Le-Roy que aparece en su relato “La muerte y la brújula”, incluido en Ficciones.

Precozmente, en 1912, Georgie publica su primer texto narrativo, cuyo argumento gira en torno a la imagen del tigre. También traduce El príncipe feliz de Oscar Wilde, con sólo trece años de edad.

Dos años más tarde, acompaña a su familia en un viaje por varias ciudades europeas hasta establecerse en Ginebra, Suiza. En esa ciudad empieza sus estudios de bachillerato e intensifica sus estudios de lenguas: latín, alemán y francés. En esta época conoce a muchos de sus autores predilectos, que influenciarán su escritura significativamente: Schopenhauer, Carlyle, Chesterton y Meyrink.

Luego de vivir alternativamente en Lugano (Argentina) y en Barcelona (España), en 1918 comienza a participar de círculos literarios y a publicar en revistas vanguardistas como Tableros, Grecia y Ultra. Mientras tanto, prepara algunos textos que nunca publicará: la serie de poemas Los ritmos rojos y los cuentos del volumen Los naipes del tahúr

 

 

ARTÍCULO SIGUIENTE >>

 
     

Otros artículos de Jorge Luis Borges

 

Los primeros años de Borges
La juventud del autor
Borges y la década del '40
Los 50 y la irrupción de la ceguera
Borges, la política y una nueva década
Madurez intelectual
Borges, el amor y Perón
Borges el hacedor de milongas
Jorge Luis Borges, inspector de aves
Una vida de premios
Juglares electrónicos
Monografía Jorge Luis Borges - Leopoldo Lugones
Selección poética
La casa de Asterión
La escritura del Dios
Los teólogos y el inmortal
Poema conjetural
La muerte y la brújula
   

Referencias:

Artículos y datos sobre el Autor
Selección literaria del Autor