Años de madurez

La mirada de Julio Cortázar

Escrito por Marisa Martínez Pérsico

ÉPOCA DE PRESENCIA

La vida de Cortázar, entre 1946 y 1951, transcurre de la siguiente manera, según sus propias palabras:

“[se trata de una] vida porteña, solitaria e independiente; convencido de ser un solterón irreductible, amigo de muy poca gente, melómano lector a jornada completa, enamorado del cine, burguesito ciego a todo lo que pasaba más allá de la esfera de lo estético”

Bajo el seudónimo Julio Denis, Cortázar da a conocer su poemario Presencia en el año 1938, un libro que jamás quiso republicar. Más tarde, será Jorge Luis Borges quien difunda, a través de la revista Sur, su famoso cuento fantástico “Casa tomada”, en el año 1946.

APARECE BESTIARIO

Bestiario, primer compendio de narraciones cortazarianas y punto de inflexión en la literatura argentina, aparece en el año 1951.

La vida de Cortázar fue una vida de viajes: además de las mudanzas infantiles con motivo del trabajo de su padre, en 1951 se muda a París luego de obtener la beca Guggenheim, buscando –entre otras cosas– alejarse de una época fervientemente peronista en Argentina. Graciosamente, comenta que en el territorio argentino no podía permanecer porque "el peronismo no le deja escuchar a Bela Bartók". En Francia se desempeña como traductor de la UNESCO.

Corría el año 1955 cuando el escritor contrae nupcias con Aurora Bernárdez, una reconocida traductora argentina con la que permanecerá en pareja hasta mediados de la década del ´60 y volverá a convivir amistosamente durante los últimos días de su vida, a pesar de haberse casado en dos oportunidades luego de la ruptura de ese primer matrimonio.

En sus entrevistas, Julio menciona a Aurora permanentemente:

"Aurora y yo, encastillados en nuestro granero, nos dedicamos al trabajo, a la lectura y a la audición de los cuartetos de Alban Berg y Schoenberg, aprovechando la ventaja de que aquí no haya nadie que nos golpee el cielo raso" 
 
"El libro [Rayuela] tiene un solo lector: Aurora (...) Su opinión del libro puedo quizá resumírtela si te digo que se echó a llorar cuando llegó al final."

Los días de Julio viviendo en Europa repercutieron sobremanera en su ficción. Sus obras Las armas secretas, Final de juego, Historias de cronopios y de famas, Los premios y Rayuela así lo demuestran. El autor caracteriza el impacto europeo en su literatura de la siguiente manera:

"Son años catalizadores, años en que se da una especie de coagulación de mi experiencia precedente de Argentina (...) De golpe, en poco tiempo, se produce una condensación de presente y pasado; el pasado, en suma, se enchufa al presente y el resultado es una sensación de hostigamiento que me exigió, luego, escribir Rayuela... Llegar a Europa significó la necesidad de confrontar todo un sistema de valores, mi manera de ver, mi manera de escuchar (...) Fue una sucesión de choques, desafíos, dificultades, que no me había dado el clima infinitamente más blando de Buenos Aires".¨

 

<< ARTÍCULO ANTERIOR

ARTÍCULO SIGUIENTE >>

 
  Cronología Cortázar hasta la década del '80  

Otros artículos de Julio Cortázar

 

El constructor de puentes
Los primeros años del cronopio mayor
Influencias literarias
Cronología Cortázar hasta la década del '40
Cronología Cortázar hasta la década del '60
Cuba, Cortázar y la política
Cortázar y su teoría del juego en Rayuela
Cronología Cortázar hasta la década del '80

Años de madurez
Cortázar: 1975 a 1984
Aplastamiento de las gotas y otros
Continuidad de los parques
Bestiario
El perseguidor
Rayuela, capítulo 7
Historia de cronopios y de famas

   

Referencias:

Artículos y datos sobre el Autor
Selección literaria del Autor