Neruda senador y exiliado

Mirada de Pablo Neruda

Escrito por Marisa Martínez Pérsico

A FAVOR, EN CONTRA

En marzo de 1945 Neruda fue elegido senador del Partido Comunista representando a las provincias norteñas de Antofagasta y de Tarapacá, situadas en el árido e inhospitalario Desierto de Atacama. Se unió oficialmente al Partido Comunista de Chile cuatro meses más tarde.

Hacia el año 1946, el candidato presidencial del Partido Radical, Gabriel González Videla, invitó a Neruda a ser parte de su campaña. González Videla fue apoyado por una coalición de partidos izquierdistas y Neruda se adhirió con fervor a su candidatura. Sin embargo, una vez en el cargo, González Videla comenzó a atacar violentamente los ideales del Partido Comunista.

El punto de ruptura de Neruda como senador fue la represión violenta de un grupo de mineros que se encontraban en huelga en el pueblo de Lota, en octubre de 1947. Los trabajadores fueron encerrados en prisiones militares en islas y en el campo de concentración en la ciudad de Pisagua.

La crítica furiosa de Neruda contra González Videla culminó con el dramático discurso proclamado en el senado chileno el 6 de enero de 1948, que pasó a la posteridad con el nombre de “Yo acuso”. En este alegato, Neruda incluyó los nombres de los mineros y de sus familiares encarcelados en el citado campo de concentración.

AL EXILIO

Semanas más tarde, Neruda comenzó a ser perseguido y debió ocultarse junto a su esposa en casas de sus partidarios y admiradores durante los trece meses siguientes. Lo destituyeron del cargo en septiembre de 1948 y el Partido Comunista fue prohibido con el dictado de la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, llamada “Ley Maldita” por sus detractores. Se eliminaron 26.000 personas de los registros electorales, negándoseles de esta manera su derecho a votar.

La vida marginal de Pablo Neruda culminó cuando en el año 1949 cruzó la Cordillera de los Andes rumbo a Argentina, montado a caballo; estuvo a punto de ahogarse mientras cruzaba el Río Curringue. El poeta relató esta dramática huida de Chile en la ceremonia de premiación del Premio Nóbel de Literatura.

Una vez fuera de Chile, pasó tres años en el exilio. En Buenos Aires, un amigo de Neruda –el futuro novelista ganador del Nóbel, Miguel Ángel Asturias– era agregado cultural de la embajada guatemalteca. Como existía un cierto parecido físico entre ambos, Neruda viajó a Europa usando el pasaporte de Asturias. Pablo Picasso concertó su entrada a París y entonces el poeta chileno impactó con una sorpresiva aparición en el Congreso de las Fuerzas de la Paz, mientras el gobierno chileno seguía negando que el escritor hubiera escapado del país. 

Neruda pasó los siguientes tres años viajando por Europa, India, China y la URSS. Su viaje a México a fines de 1949 fue largo y penoso debido a un ataque de flebitis. Una cantante chilena llamada Matilde Urrutia se ofreció a cuidarlo y comenzaron una relación amorosa que culminaría, años más tarde, en matrimonio.

En México, Neruda publicó su Canto General, un inventario whitmanesco de la historia, geografía, flora y fauna de Sudamérica, acompañado de observaciones y experiencias del autor. Un mes más tarde, una edición de cinco mil ejemplares fue publicada clandestinamente en Chile por el Partido Comunista.

Su estancia durante el año 1952 en un chalet de la isla de Capri, perteneciente a un amigo italiano –el historiador Edwin Cerio– fue ficcionalizada en el popular filme Il Postino (El cartero, 1994).

 

<< ARTÍCULO ANTERIOR

ARTÍCULO SIGUIENTE >>

 
  La inspiración americanista de Neruda  

Otros artículos de Pablo Neruda

 

Los años tempranos de Neruda
El Neruda político
Neruda y el Stalinismo
La inspiración americanista de Neruda
Neruda senador
El regreso a Chile

Los últimos años
Crepusculario
Veinte poemas de amor y una canción desesperada
Residencia en la tierra
Canto general
Cien sonetos de amor

   

Referencias:

Artículos y datos sobre el Autor
Selección literaria del Autor