Biografía y selección poética

BIOGRAFÍA

Juana Fernández Morales de Ibarbourou (1892-1979) nació en Melo, Uruguay; fue conocida como “Juana de América”. Sus primeros textos se enmarcan dentro del Modernismo, luego adquieren un tinte personal, colmado de imágenes lumínicas. Publicó Las lenguas de diamante, Raíz salvaje, La rosa de los vientos, Azor  y El soldado, entre otros. Fue miembro de la Academia Uruguaya de Letras y obtuvo el Premio Nacional de Literatura. Las muertes de su esposo y de su madre se revelan en Perdida (1950). Escribió textos infantiles como Chico Carlo, El cántaro fresco y Los sueños de Natacha.


La hora
(De Lenguas de diamante, 1919)

Tómame ahora que aún es temprano
y que llevo dalias1 nuevas en la mano.2

Tómame ahora que aún es sombría
esta taciturna cabellera mía.

Ahora que tengo la carne olorosa
y los ojos limpios y la piel de rosa.

Ahora que calza mi planta ligera
la sandalia viva de la primavera.

Ahora que en mis labios repica la risa
como una campana sacudida aprisa.

Después... ¡ah, yo sé
que ya nada de eso más tarde tendré!

Que entonces inútil será tu deseo,
como ofrenda puesta sobre un mausoleo3.

¡Tómame ahora que aún es temprano
y que tengo rica de nardos la mano!

Hoy, y no más tarde. Antes que anochezca
y se vuelva mustia la corola fresca.

Hoy, y no mañana. ¡Oh amante! ¿no ves
que la enredadera crecerá ciprés?

1 La dalia es una planta cuyas flores poseen un botón central amarillo y corola grande, circular, de muchos pétalos.
2 Este poema retoma el célebre tópico horaciano carpe diem, disfruta el día, semejante al citado «Collige, virgo, rosas» de Ausonio.
3 Sepulcro magnífico y lujoso.


La higuera
(De Lenguas de diamante, 1919)

Porque es áspera y fea,
porque todas sus ramas son grises
yo le tengo piedad a la higuera.

En mi quinta hay cien árboles bellos,
ciruelos redondos,
limoneros rectos
y naranjos de brotes lustrosos.

En las primaveras
todos ellos se cubren de flores
en torno a la higuera.
Y la pobre parece tan triste
con sus gajos torcidos, que nunca
de apretados capullos se viste...

Por eso,
cada vez que yo paso a su lado
digo, procurando
hacer dulce y alegre mi acento:
"Es la higuera el más bello
de los árboles todos del huerto".

Si ella escucha,
si comprende el idioma en que hablo,
¡Qué dulzura tan honda hará nido
en su alma sensible de árbol!

Y tal vez, a la noche,
cuando el viento abanique su copa,
embriagada de gozo le cuente:
–¡Hoy a mí me dijeron hermosa!


Melancolía
(De Lenguas de diamante, 1919)

La sutil hilandera teje su encaje oscuro
con ansiedad extraña, con paciencia amorosa.
¡Qué prodigio si fuera hecho de lino puro
y fuera, en vez de negra la araña, color rosa!

En un rincón del huerto aromoso y sombrío
la velluda hilandera teje su tela leve.
En ella sus diamantes suspenderá el rocío
y la amarán la luna, el alba, el sol, la nieve.

Amiga araña: hilo cual tú mi velo de oro
y en medio del silencio mis joyas elaboro.
Nos une, pues, la angustia de un idéntico afán.

Más pagan tu desvelo la luna y el rocío.
¡Dios sabe, amiga araña, qué hallaré por el mío!
¡Dios sabe, amiga araña, qué premio me darán!


Rebelde
(De Lenguas de diamante, 1919)

Caronte3 : yo seré un escándalo en tu barca.
Mientras las otras sombras recen, giman o lloren,
y bajo tus miradas de siniestro patriarca4
las tímidas y tristes, en bajo acento, oren,

yo iré como una alondra cantando por el río
y llevaré a tu barca mi perfume salvaje
e irradiaré en las ondas del arroyo sombrío
como una azul linterna que alumbrara en el viaje.

Por más que tú no quieras, por más guiños siniestros
que me hagan tus dos ojos, en el terror maestros,
Caronte, yo en tu barca seré como un escándalo.

Y extenuada de sombra, de valor y de frío,
cuando quieras dejarme a la orilla del río
me bajarán tus brazos cual conquista de vándalo5.

3 En la mitología clásica, Caronte o Carón es el barquero de los infiernos, hijo de Erebo y de la Noche, que tenía la misión de pasar en su barca las almas de los muertos a través de la laguna Estigia, el Cocito y el Aqueronte.
4 Persona que por su edad y sabiduría ejerce autoridad en una familia o en una colectividad..
5 Se llama vándalo a un pueblo bárbaro de origen germánico procedente de Escandinavia. En sentido genérico, se denomina así a un hombre que comete acciones propias de gente salvaje y desalmada.

 

<< ARTÍCULO ANTERIOR

ARTÍCULO SIGUIENTE >>

 
  Idea Vilariño