Biografía y selección poética

BIOGRAFÍA

Juana de Asbaje y Ramírez (1651-1695), más conocida por su nombre religioso, nació en San Miguel Nepantla, México. Fue una niña precoz. Aprendió a leer a los tres años y pocos años después rogó a su madre la dejara asistir a la universidad vestida de hombre, única forma de acceder a los claustros académicos. Aprendió latín a corta edad, ingresó a la corte como compositora de versos y luego se ordenó monja en al convento de las carmelitas descalzas. Escribió obras religiosas y profanas; las primeras en forma de coplas y villancicos, las segundas en forma de sonetos y redondillas.


Redondillas
Satíricas a la vanidad masculina

Hombres necios1 que acusáis
a la mujer sin razón
sin ver que sois la ocasión2
de los mismo que culpáis:

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén3 ,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad4
lo que hizo la diligencia5.

Parecer quiere el denuedo6
de vuestro parecer loco,
al niño que pone el coco7
y luego le tiene miedo.

Queréis con presunción necia,
hallar a la que buscáis,
para pretendida, Thais8,
y en la posesión, Lucrecia9.

¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo,
y siente que no esté claro?10

Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.

Opinión ninguna gana;
pues la que más se recata11,
si no os admite es ingrata,
y si os admite es liviana.

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues como ha de estar templada12
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata, ofende,
y la que es fácil, enfada?

Más entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejáos enhorabuena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cual mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que se cae de rogada,
o el que ruega de caído?13

¿O cual es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar,
y después, con más razón.
acusaréis la afición14;
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia15 vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo16.

1 Ignorantes, imprudentes, carentes de razón.
2 Oportunidad para conseguir algo deseado.
3 Indiferencia, menosprecio, descuido.
4 Una persona que actúa con liviandad tiene carácter blando, es fácil de convencer. Dicho de una mujer significa que es informal y ligera en su relación con los hombres.
5 Trámite de un asunto administrativo, negocio rápido.
6 Brío, esfuerzo, valor, intrepidez.
7 Fantasma con el que se asusta a los niños; su cabeza es una calabaza vacía.
8Thais fue una célebre prostituta egipcia de gran belleza.
9 Lucrecia fue una hermosa mujer romana, ejemplo de virtud y  castidad. Luego de ser violada por un hijo de Tarquino el Soberbio, rey de Roma, le cuenta este hecho a su esposo y se suicida.  Esto provoca la Conjuración en Roma y da fin a la monarquía de los Tarquino en 510 A.C. William Shakespeare escribió un poema magistral sobre este tema.
10 Las redondillas enumeran las contradicciones permanentes en el comportamiento de los hombres ante las mujeres.
11 Una persona recatada es aquella que actúa con delicadeza, tratando de preservar su imagen de opiniones ajenas.
12 Equilibrada, moderada.
13 En este poema se utilizan numerosos retruécanos, que son figuras del discurso que consisten en que, dadas dos proposiciones, la segunda invierte los términos de la primera de modo que las mismas palabras comuniquen la idea opuesta.
14 Inclinación, amor a alguien o algo.
15 Batalla, pelea, hace frente a alguien.
16 Diablo, carne, mundo: esta tríada es la representación medieval de los pecados, enemigos del cristiano deseoso de salvación  eterna.


Soneto VII

Detente, sombra de mi bien esquivo,
imagen del hechizo que más quiero,
bella ilusión por quien alegre muero,
dulce ficción por quien penosa vivo.

Si al imán de tus gracias, atractivo,
sirve mi pecho de obediente acero,
¿para qué me enamoras lisonjero17
si has de burlarme luego fugitivo?

Mas blasonar18 no puedes, satisfecho,
de que triunfa de mí tu tiranía:
que aunque dejas burlado el lazo estrecho

que tu forma fantástica ceñía,
poco importa burlar brazos y pecho
si te labra prisión mi fantasía.

17 Persona que elogia exageradamente a otra con alguna intención encubierta.
18 Hacer ostentación de alguna cosa alabándose a sí mismo.


Soneto II
A la incompresión mundana

(Quéjase de la Suerte: insinúa Su Aversión19
a los Vicios, y Justifica Su Divertimiento20 a
Las Musas21)
                           
En perseguirme, Mundo, ¿qué interesas?
¿En qué te ofendo, cuando sólo intento
poner bellezas en mi entendimiento
y no mi entendimiento en las bellezas?22

Yo no estimo tesoros ni riquezas;
y así, siempre me causa más contento
poner riquezas en mi pensamiento
que no mi pensamiento en las riquezas.

Y no estimo hermosura que, vencida,
es despojo civil de las edades,
ni riqueza me agrada fementida23,

teniendo por mejor, en mis verdades,
consumir vanidades de la vida
que consumir la vida en vanidades.

19 Rechazo o repugnancia frente a alguien o algo.
20 Un divertimento es una obra artística o literaria breve cuya finalidad es alegrar al público.
21 Hijas de Júpiter y de Mnenósime, diosas protectoras de las ciencias y las artes.  Según la mitología clásica eran nueve hermanas: Clío presidía la historia, Euterpe la música, Talía la comedia, Melpómenela tragedia, Terpsícore el baile, Erato la elegía, Polimnia la poesía lírica, Urania la astronomía y Calíope la poesía heroica.
22 En estos versos se puede apreciar el uso frecuente de la antítesis, figura del discurso en la que se produce el enfrentamiento de una frase o una palabra con otra de significación diferente o contraria.
23 Persona carente de fe y de palabra. Cosa engañosa, falsa.


Soneto CXLV
A su retrato

(Procura desmentir los elogios que a un retrato de
la poetisa inscribió la verdad, que llama pasión)

Este, que ves, engaño colorido,
que del arte ostentando los primores,
con falsos silogismos24 de colores
es cauteloso engaño del sentido;

éste, en quien la lisonja ha pretendido
excusar de los años los horrores,
y venciendo del tiempo los rigores
triunfar de la vejez y del olvido,
 
es un vano artificio del cuidado,
es una flor al viento delicada,
es un resguardo inútil para el hado25:
 
es una necia diligencia errada,
es un afán caduco y, bien mirado,
es cadáver, es polvo, es sombra, es nada.26

24 Argumentos que constan de tres proposiciones, la última de las cuales se deduce necesariamente de las otras dos.
25 Fuerza desconocida que, según algunos, obra irresistiblemente sobre los dioses, los hombres y los sucesos. También se denomina hado a la suerte, al encadenamiento fatal de los sucesos.
26 Aquí se hace evidente la erudición de Sor Juana, su profundo conocimiento de la poesía barroca española. Este verso es un claro homenaje gongorino; la poeta cita parte del último verso del soneto XXIX de Luis de Góngora y Argote.

 

<< ARTÍCULO ANTERIOR

   
  Silvina Ocampo